16/08/2022

Una mujer salva la vida gracias a un desfibrilador del metro de Barcelona

.

En los últimos tiempos los desfibriladores de la red de metro han sido utilizados en varias ocasiones para atender a pacientes cardíacos. Gracias al desfibrilador instalado en la estación de la Línea1 del metro de Barcelona de la Rambla de Just Oliveras, de L’Hospitalet, el pasado miércoles 3 de febrero se pudo salvar la vida a una usuaria.

Poco antes de las 4 de la tarde, en la estación de Rambla Just Oliveras, en L’Hospitalet, una mujer sufrió una parada del corazón cuando salía por las escaleras al exterior. La atendieron, con la coordinación y apoyo de los centros de control, el empleado de servicio en la estación, vigilantes de seguridad, el SEM, Mossos d’Esquadra y dos médicos del Hospital de Bellvitge que utilizaron el desfibrilador en las maniobras de reanimación cardiopulmonar antes de que, una vez estabilizada, la paciente fuera trasladada a un centro hospitalario.

Las enfermedades cardiovasculares causan el 30% de la mortalidad total en el mundo y constituyen un problema de salud pública de primer orden, con incidencia en personas de cualquier edad y condición. En Catalunya, los paros cardíacos se producen sobre todo (70%) en lugares públicos y causan cinco defunciones cada día de media. Aparte de la prevención y la difusión de hábitos saludables, una manera eficaz de evitar estas muertes prematuras es la diseminación de desfibriladores en espacios públicos para que puedan ser utilizados dentro de los 10 minutos posteriores a la crisis cardíaca, un tiempo que es decisivo para la supervivencia de la persona.