16/08/2022

Barcelona: Descubierto un falso «fotoperiodista» que impartió una conferencia en un instituto del Clot 

El farsante engañó a otros centros educativos de Catalunya

«Fotoperiodista de guerra, de nombre Marc Vidal, que trabaja a la agencia Reuters y que explica en primera persona sus vivencias en las zonas en conflicto. Ofrece charlas en escuelas de todo el país y pide que sean remuneradas. Tiene experiencia: lo lleva haciendo, como mínimo, desde el 2016″.

Pero Marc Vidal no trabaja para Reuters, porque no se le conoce ninguna fotografía de ninguna guerra publicada en ningún medio de comunicación y porque no se llama así, sino Albert Cusidó. Todo ello se trataría de un engaño que avanzó el diario El País y que ha confirmado TV3.

La última charla conocida la hizo en el instituto Santa Eulàlia de l’Hospitalet de Llobregat hace tres semanas. En este caso, se hizo denominar Marc Vila. El mismo centro educativo explicaba, a través de Instagram, que los había visitado un reportero de guerra y que había compartido con los alumnos su profesión. También ha hecho charlas en otros centros, como el instituto Sant Ramon de Cardona, el colegio Claret de Valls, la escuela Montserrat de Catellbisbal, el instituto Llobregat de Sallent, el instituto Cirviànum de Torelló, la escuela San Martín de Arenys de Munt o la escuela Jesuitas del Clot.

En la mayoría de casos se presentaba como fotoperiodista de guerra que trabajaba para Reuters, que, junto con Associated Press, es la agencia de noticias más importante del mundo. Reuters ha confirmado a TV3 que no tiene ningún trabajador ni colaborador en su base de datos con este nombre.

La última conferencia en l’Hospitalet

Un fotoperiodista real descubrió la mentira

Un fotoperiodista (este de verdad) descubrió el engaño la semana pasada. Alertó el Ayuntamiento de L’Hospitalet que Cusidó, en realidad, no ejerce este oficio.

El consistorio envió el pasado jueves una circular a los centros educativos en que avisaba que habían tenido conocimiento de una persona «que se hace pasar por fotoperiodista y que ofrece charlas remuneradas en los centros». Y recomendaba confirmar la veracidad de los profesionales que invitan. El consistorio informó, también, la consellería de Educación.

Acusaciones de estafa por viajes con cursos de fotoperiodismo

Cusidó había organizado, hace diez años, viajes en los Balcanes y en el Sáhara en que se impartían cursos de fotoperiodismo. Lo hacía a través de la empresa Reportero Academy y situó la sede social en la villa de la Universitat Autònoma de Barcelona. A pesar de que la UAB no participaba en los cursos, los estudiantes sí que tenían la sensación que había vinculación, según han relatado varios testigos en TV3.

Se trataba de cursos económicos que despertaron el interés de forofos a la fotografía y estudiantes de periodismo, interesados en conocer el oficio de reportero. Diferentes alumnos de estos cursos han explicado a TV3 que él era el organizador del curso, pero que las clases prácticas de fotografía las hacían jóvenes fotógrafos que contrataba.

«Era un muy buen orador, tenía muy buen discurso y sabía explicar y argumentar muy bien sus experiencias, cosa que daba bastante validez a su discurso», explica Natàlia Capdevila, que participó en uno de estos cursos cuando tenía 20 años, ahora hace diez. Y añade: «En aquel momento, tener de referencia una persona que había tenido tantas experiencias era enriquecedor.»

Estos cursos funcionaron bien en las primeras ediciones, pero acabaron en el 2015, con acusaciones de estafa, por viajes que se acabaron cancelando sin que se devolvieran el dinero.

«Era un muy buen orador, tenía muy buen discurso y sabía explicar y argumentar muy bien sus experiencias, cosa que daba bastante validez a su discurso», explica Natàlia Capdevila, que participó en uno de estos cursos cuando tenía 20 años, ahora hace diez. Y añade: «En aquel momento, tener de referencia una persona que había tenido tantas experiencias era enriquecedor.»

Estos cursos funcionaron bien en las primeras ediciones, pero acabaron en el 2015, con acusaciones de estafa, por viajes que se acabaron cancelando sin que se devolvieran el dinero.

Incluso se creó una plataforma de afectados y el caso lo hizo público el fotoperiodista Gervasio Sánchez a través del Sindicato de la Imagen, que defiende los derechos de los fotoperiodistas. Sánchez hablaba en nombre de 30 personas que aseguraban haber sido estafadas.

FUENTE: 324-TV3 Y EL PAIS