15/08/2022

Un joven se sienta en medio de la calle en Barcelona para impedir el paso al bus que no le ha dejado subir

.

Inusual reacción en Barcelona de un hombre indignado porque un conductor de autobús no quiso abrirle la puerta fuera de parada. Para vengarse, se sentó en la calzada delante del vehículo, con el objetivo de impedirle seguir circulando. 

Un usuario ha difundido en Twitter la imagen, que se ha hecho viral en las redes con cerca de 30.000 «me gusta». 

Los hechos sucedieron el domingo por la mañana, hacia las 10:00h en el cruce de las calles  Mallorca y Padilla, en el barrio de la Sagrada Familia.

Según la normativa de seguridad de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), los conductores de autobús solo pueden abrir las puertas en las paradas.

Contenido restringido

El conductor del bus también ha querido intervenir y ha compartido la foto desde dentro del bus del chico que protestaba. No obstante, poco después ha restringido el contenido de su cuenta.

A raíz de la viralización del tuit, la publicación se ha llenado de comentarios debatiendo si el conductor debería o no haberlo dejado subir. Mientras unos afirman que, «le podía dejar subir, que eso jode una barbaridad y no le cuesta nada al autobusero».