16/08/2022

Los vecinos de la Barceloneta indignados con los «macrobotellones» en la playa

Ya no aguantan más. La situación es «insostenible

Los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana desalojaron este sábado a más de 9.000 personas, que participaban en concentraciones multitudinarias y botellones en una nueva noche de aglomeraciones sin que se hayan respetado en muchos casos las medidas de seguridad.

Según han informado desde el Ayuntamiento de Barcelona, entre las 22:00 horas de este sábado y las 06:00 horas de este domingo, los Mossos y la Urbana han desalojado un total de 9.055 personas, siendo el principal punto donde se ha registrado una concentración más masiva la playa de Sant Miquel, donde los agentes han dispersado a unas 2.000 personas.

El dispositivo policial conjunto ha redirigido a los congregados en esta playa hacia el Paseo Juan de Borbón, por el lado sur, para impedir de esta manera que intentasen acceder de nuevo a las calles de la Barceloneta tras ser desalojados y evitar además ruidos molestos para los vecinos.

Además de la playa Sant Miquel, el Paseo del Born y el Passeig Lluís Companys han sido las otras dos zonas de la ciudad en las que se han producido más aglomeraciones.

Paralelamente, vuelven las quejas y el malestar entre los vecinos de la Barceloneta después de que haya sido uno de los puntos más conflictivos de la ciudad en lo referente a botellones, la noche de este sábado. Sin toque de queda ni oferta de ocio nocturno, los espacios públicos de la ciudad se están convirtiendo en escenario de fiestas multitudinarias improvisadas.

La Asociación de Vecinos de la Barceloneta ha alertado que la situación es “insostenible” y que se están acercando a “índices más graves que en el 2019”, así lo ha manifestado el vicepresidente, Manel Martínez, y eso “sin una apertura total de turismo”, en declaraciones a BETEVÉ.