05/10/2022

Los sindicatos de profesores auguran que el inicio del curso escolar en Catalunya no irá bien

.

Incertidumbre y todavía muchas dudas a solo una semana de empezar el nuevo curso escolar. En ocho días se iniciará el curso 2022 – 2023 con varios cambios y todavía sin acuerdo entre Consellería d’ Educació y sindicatos. Las dos partes no se han reunido en todo el verano para desencallar la situación de bloqueo en un año lleno de cambios.

El último encuentro fue la primera quincena de julio en una mesa sectorial y a las puertas de un nuevo curso escolar, el conflicto parece que no se resolverá fácilmente. El 1 de septiembre los maestros y profesores se reincorporan a los centros educativos en un curso escolar donde se implementarán varios cambios. El primero, el adelanto de las clases. Los alumnos de infantil y primaria llegarán el 5 de septiembre a las aulas, y los de secundaria y bachillerato el día 7. Iolanda Segura, portavoz del sindicato USTEC, ha hablado en el programa Vía lliure de verano con Esteve Giralt, en la emisora RAC1.

En el programa, Segura ha asegurado que no se han reunido porque «son meses de vacaciones», pero que el govern «no se ha puesto en contacto para hacer ninguna propuesta». El sindicato, de hecho, no tiene noticias del departament d’Educació desde el pasado 8 de agosto
La portavoz del sindicato USTEC ha asegurado que «la pelota está en el tejado de la consellería» y que «saben perfectamente cómo se desencalla el conflicto»: «Solo pedimos más recursos para la educación», ha dicho.
Segura también ha reprochado al departament la comunicación que mantienen con los sindicatos. «Cada vez que promueve una nueva medida, la lanza a la prensa», ha afirmado antes de explicar que se enteraron del cambio de calendario escolar por una rueda de prensa: «nos quedó cara de tontas». Ha concluido diciendo que el departament ningunea la negociación y la parte social, «de manera muy evidente y pública».

Sin esperanzas por el acuerdo


Segura ha explicado que, hoy por hoy, no tienen esperanzas que la negociación llegue antes del inicio de curso: «No ha habido voluntad». También ha dicho que quieren cambiar la dinámica, porque «las medidas no responden a las necesidades de los centros».

Sobre las declaraciones de Cambray, que afirmaba que se necesitaba el acuerdo con los sindicatos para salir adelante la reducción de horas por el alumnado, Segura ha asegurado que no lo entiende. FUENTE RAC1